Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

sábado, 27 de junio de 2009

A 75 Años del Sobrevuelo de "El Dirigible"

Mediodía del 30 de junio de 1934, el dirigible sobrevuela aproximadamente Canelones y Ejido

En la noche del 29 de junio de 1934, muchos montevideanos se fueron apostando en diversos puntos, ocupando plazas, azoteas, balcones y diversas calles céntricas por donde se aseguraba pasaría el dirigible. Las emisoras de radio iban informando de la llegada de la nave y de esta manera intentaban orientar a la población sobre el curso que ésta seguiría sobre nuestra ciudad.

A eso de las 23.45 el Graf Zeppelin asomó hacia la Ciudad Vieja y la Plaza Independencia, dio varios giros y desapareció rumbo a Buenos Aires. Volvería en la mañana. Había partido de Alemania el 24 de junio .

El dirigible voló los cielos de Europa, Norteamérica, Sudamérica, Sudáfrica y la Antártida, durante siete años y recorrió 1.350.000 kilómetros. En 1929, circunnavegó el mundo en 22 días. Era lento en comparación con un avión, pero era más rápido que un trasatlántico. Volaba a baja altura, de manera que sufrían vientos y tormentas.

Llevaba unos sesenta pasajeros, que viajaban en su barquilla. El globo elíptico se rellenaba de hidrógeno, y eso lo convertía en un medio de navegación peligroso. De hecho, el Hindenburg se incendió durante un aterrizaje, fue un acontecimiento mundial y acabó con la era de los dirigibles.

Amanecer de Buenos Aires, el Zeppelin proa a Montevideo, sobre el Palacio Barolo

Para reabastecerse de agua y de alimentos el Graf Zeppelin bajó durante poco más de una hora en Buenos Aires, en la zona militar de Campo de Mayo. Luego, ascendió de nuevo. Y tras ser fotografiado ante el Palacio Barolo, palacio hermano del Salvo, se fue definitivamente rumbo a Montevideo, donde la nave comenzó a divisarse sobre el mediodía sobrevolando el Cerro, a una altura que muchos estimaron en 150 metros.

Mediodia de Montevideo, el Zeppelin sobre el Palacio Salvo
Cruzó la bahía hacia el centro de Montevideo. Bordeó el Salvo y la Plaza Independencia. En su recorrido sobrevoló la avenida Agraciada hasta el Palacio Legislativo, regresó al centro y enfiló hacia Ramírez y Pocitos, para desaparecer y no regresar jamás. Todo en apenas una hora.

El régimen de Adolf Hitler, en su afán publicitario, había pretendido seguir demostrando al mundo sus avances tecnológicos, extendiendo los vuelos del Graf Zeppelin iniciados en 1932, que cruzaban el Atlántico desde Alemania hasta la ciudad brasileña de Recife. La idea, nunca llevada a término, era extender el recorrido hasta Río de Janeiro y Buenos Aires, transportando pasajeros y correspondencia.

El comandante Eckener aludió para no descender a razones técnicas. Éstas eran en realidad las reservas disponibles de hidrógeno, el que sólo podía ser repuesto en la ciudad de Pernambuco y del cual se perdía una apreciable cantidad en cada aterrizaje.

El cruce de pasajeros de Alemania a Buenos Aires se hizo esa vez en un tiempo récord de cinco días.

Fuentes de la compilación: Jovialiste’s Blog y artículo de Ruben Borrazas para La República del 29 de junio de 2004, http://www.larepublica.com.uy/comunidad/145957-hace-setenta-anos-por-el-cielo-de-montevideo-cruzo-el-graf-zeppelin, www.genol.es