Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

martes, 9 de junio de 2009

El Cero de la Bahía de Montevideo y el Temporal de 1923

Seguramente muchos de nosotros hemos visto más de una vez los típicos carteles de hormigón de las viejas estaciones ferroviarias. Sobre un rectángulo mayor, el nombre de la estación; y sobre cada uno de los postes que lo sostienen, dos pentágonos con datos: la distancia a la vieja Estación Central (hoy fuera de servicio) y la altura sobre el nivel del mar, referida al cero de la bahía de Montevideo. Pero… ¿cuál es dicho cero exactamente?

El nivel de la bahía es bastante variable. Cuando el clima es calmo, alcanzan las acciones de influencia de la luna y del sol en las mareas para producir oscilaciones dentro de un rango de casi un metro.

Pero cuando azotan los vientos intensos del Sudoeste al Sudeste, marcan con anterioridad su llegada pues las aguas comienzan a crecer varias horas antes, reinando relación entre la amplitud de la creciente y la intensidad del viento que soplará. En tales circunstancias se han observado crecientes de un metro en apenas treinta minutos.

A su vez, los efectos de las estas crecidas se hacen bastante más notorios a medida que el río se estrecha: son más drásticas frente a Colonia que frente a Maldonado.

Durante abril de 1959, precisamente en Colonia y como lo mencionábamos en el artículo sobre la estancia Anchorena, el río alcanzó como producto de las descomunales descargas del Paraná y del Uruguay combinadas con dos semanas de sudestadas alturas nunca registradas antes.

Sin embargo, la mayor crecida de la que se tenga registro frente a Montevideo fue el 10 julio de 1923. A la hora 7 de la mañana se desató un temporal de dimensiones, con vientos de gran intensidad (que se estiman de más de 150 kms. por hora) y que duró hasta el día 12. Arrasó la costa, destruyendo por ejemplo las terrazas al mar del hotel Pocitos y sus bodegas (se dice que la gente en caminando luego por la playa encontraba botellas de vino de las mejores marcas) y las modernas ramblas no sólo de Pocitos sino también frente al Parque Hotel -donde los rieles del tranvía quedaron literalmente suspendidos en el aire como se ve en la nota gráfica- y la de Punta Carretas.

Se dice que las pocas casas diseminadas por entonces por la costa del barrio Sur de aquellos tiempos, no pudieron contener los embates furiosos de las olas de altura jamás vista. De hecho, en recuerdo a aquel estuario embravecido, mientras aún se reconstruían ranchos, ese barrio Sur vio nacer al Club Mar de Fondo, a través del cuál con su nombre sus fundadores no hacieron sino recordar con toda intencionalidad precisamente a ese temporal arrasador de 1923.

Parque Hotel - Temporal de 1923 - Foto Archivos de la I. M. de Montevideo

En Santiago Vázquez, donde hoy se hallan los puentes sobre el Santa Lucía, una balsa se encargaba de hacer el cruce del río. Desapareció, y según las crónicas, jamás fue encontrada, debiendo reemplazarse por otra similar. Cuando el temporal cesó, se había cobrado 7 vidas de esa Montevideo mucho menos poblada que hoy.

La altura de “las tranquilas aguas del puerto” llegaron en esa ocasión a 4,30 metros, superando en 30 centímetros los bordes de los muelles, inundando el puerto. Y decimos 4,30 metros porque el cero de la bahía está referido precisamente a un plano dado paralelo al nivel de a los muelles, a un nivel que se denomina "Cero de Wharton" y que se encuentra a 4 metros por debajo del nivel superior de los mismos.

Así pues, cuando se mencionan las cotas de los embalses nuestras represas o las alturas sobre el nivel del mar, en nuestro país las debemos considerar referenciadas al plano antes descripto.

Fuentes de referencia: www.cennave.com.uy ; Dir. Nal. De Hidrografía; I. M. de Montevideo; Club Atlético Mar de Fondo: http://www.camardefondo.com y otras.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No siempre las cotas se dan referidas al cero Wharton. Es muy usado y de hecho en los planos de saneamiento de la IMM casi todas las cotas están referidas al cero Wharton, pero el cero oficial tiene cota 0.91Wh, o sea que está más alto, y todas las nivelaciones del Servicio Geográfico Militar (SGM) están referidas al cero oficial.

Eniwetok dijo...

Muy buena la reseña histórica. Ojo no confundir los planos de referencia. Un plano de referencia es el cero Wharton que es el que pasa a 23.88 metros por debajo del reper que se encuentra en el cabildo de Montevideo. Otro plano de referencia es el que pasa a 22.97 metros por debajo del mismo reper, este último se define como el nivel medio del mar (o sea 91 cm sobre el cero Wharton). El nivel medio del mar es el cero que se utiliza para las altimetrías de nuestro país.
Esto es cualquier construccion o elevación sobre la tierra en nuestro país se encuentra referida a ese ultimo cero.