Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

jueves, 11 de junio de 2009

Palmas y Palmares del Uruguay

Palma Pindó de 26 metros de altura, se dice de ella que el la más alta... Esta ubicada en la Vilardebó 1157, a dos cuadras de la Avenida Agraciada, en Montevideo, Uruguay.

Foto: Dario Niz

Mucho se ha hablado del origen de las palmas que conforman nuestros palmares. A veces se afirma que fueron ingresadas a la región. Y una de las leyendas más extendidas es que los jesuitas a medida que recorrían el largo camino hacia las misiones, se alimentaban de sus frutos arrojando las semillas, provocando entonces la proliferación de extensos palmares a lo largo de un camino que atravesaría el país en diagonal, “naciendo” en el este y siguiendo luego de atravesar el centro y el litoral por Entre Ríos, Corrientes, Misiones y finalmente el sur de Paraguay.

Dicha afirmación es falsa, pues si bien los palmares del este y los de litoral son de especies emparentadas entre sí, además de presentar discontinuidades geográficas, son diferentes. En el primer caso se trata de palmares de Butiá Capitata, mientras que los del oeste son de Butiá Yatay. Son especies muy parecidas en apariencia, pero sus frutos son bien diferentes: mientras los de Butiá Capitata son ampliamente comestibles y se utilizan para la elaboración de diferentes productos (entre ellos el famoso licor), los frutos de Butiá Yatay son extremadamente duros. Además los ejemplares de Butiá Yatay son ligeramente más altos.

Las tres principales especies autóctonas de nuestro país son la palma Pindó (o Chirivá), y precisamente la Butiá Capitata y la Butiá Yatay. La Pindó es fácilmente diferenciable, pues sus líneas son más estilizadas, es de tronco delgado y alcanza altos portes, llegando a 20 metros de altura. No genera conglomerados densos como en el caso de las otras dos. Su hábitat preferente se inserta dentro de montes nativos y a menudo en quebradas (por ejemplo, en Quebrada de los Cuervos, Treinta y Tres).

En líneas generales, las palmeras uruguayas no comparten las áreas donde cada especie se haya alojadas y sus poblaciones se encuentran por tanto aisladas unas de otras. Limitadas áreas de contacto se registran entre las especie Butiá Capitata y Pindó, las cuales en dichos casos, llegan también a engendrar un híbrido entre ambas.

Las palmas Butiá llegan a medir 10 metros de altura. Resisten a fuegos intensos (lo que quedó demostrado recientemente en el Parque Nacional de Santa Teresa donde sobrevivieron aún inmersas en matorrales incendiados) pero se hallan en áreas primordialmente llanas y anegadizas, extensamente pastoreadas, en las cuales el ganado destruye sus rebrotes. Salvo en lugares inaccesibles al ganado, la falta de regeneración está hoy condenando el futuro de sus palmares, popularmente conocidos como “Palmares de Rocha”.

Las palmas Yatay llegan a los 12 metros. Si bien han retrocedido, parecen tener mayor oportunidad de permanencia, a juzgar por la regeneración que se observa en algunas zonas. Se desarrollan en áreas con buen drenaje.

Existe también sólo en el departamento de Rivera la especie “Yatay Enana”, que no suele superar los 2 metros y requiere suelos similares a los de la Yatay común.

Las palmas Pindó, al prosperar en áreas libres de pastoreo, se encuentran en menor riesgo que las anteriores. Aunque se encuentra prohibida, sobre todas pesa el peligro de la extracción furtiva, actividad que se halla prohibida, existiendo una ley al respecto.

Y como leeremos en una entrega próxima, el riesgo de supervivencia de una especie vegetal, en este caso el palmar, puede provocar la desaparición de especies del reino animal, cosa que lamentablemente ya aconteció en nuestro país. Próximamente dedicaremos una nota a esa especie hoy definitivamente extinta.

Compilación: L.D.I. Fuentes consultadas y recomendadas: “Flora Indígena del Uruguay” – J. Muñoz / P. Ross / P. Cracco (Editorial Hemisferio Sur) “El Uruguay y sus palmeras. Una familia cimbreante” - Carlos Antonio Brussa http://www.guayubira.org.uy/palmares/uruguay_y_sus_palmeras.html http://www.verdecountry.com/default.aspseccion=con&id_canales=174&id_contenidos=4804 http://avesdeuruguay.blogspot.com/ Imagen Original tomada desde http://imagenes.infojardin.com/subes/images/bwy1209994185c.jpg

1 comentario:

Carlos dijo...

Excelentes los temas y la presentación.

¿Cómo puedo acceder a la página del Ciudad de Asunción?