Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

jueves, 4 de junio de 2009

Perdido frente a Montevideo: El Faro de La Panela

R.O.U. Panela - Antigua Edificación

Seguramente desde la costa oeste montevideana, al menos alguna vez hemos mirado ese destello proveniente de un sitio del río no lejano a la costa y que sin embargo no es demasiado atendible desde la propia ciudad.

Desde las playas del oeste, el insistente destello de luz capta la atención de la vista. Pero la memoria visual de las horas diurnas no recuerda que allí haya algo que nos pueda haber robado nuestra atención.

Sin embargo la vista puede descubrir un punto poco definido a lo lejos. Y al hacerse de binoculares, el contorno del islote de rocas surge prefectamente definido visto desde las playas de Punta Espinillo o La Colorada, a veces totalmente desconocidas para el montevideano céntrico.

La panela es un peligrosísimo peñón rocoso frente a las costas montevideanas, cerca de la desembocadura del Río Santa Lucía, señalado en las cartas de navegación desde tempranas épocas. Sin embargo, no fue hasta 16 de marzo de 1866 que se fondeó allí un buque faro para advertir la funesta presencia del escollo.

En 1915 se construyó la torre faro, una construcción habitable de dos pisos de altura. La altura del foco pasó a ser de 17,5 metros, el alcance geográfico, de 13.2 millas pero el lumínico de sólo 9,8 millas. Su intensidad luminosa es de 1550 candelas.

La característica de su foco es: luz blanca, 4 destellos cada 10 segundos y llama abierta a gas acetileno; lente circular dióptrico. Además está equipado con campana de niebla.

Dado que hablamos de millas náuticas, es un dato importante saber que cada una de estas equivalen a 1,852 kilómetros.

Las piedras de La Panela se encuentran en la ruta de los buques de cabotaje entre Montevideo y Buenos Aires. La instalación del Faro sobre las rocas de la Panela, tuvo una influencia sumamente beneficiosa en la disminución de los accidentes marítimos, no sólo sobre esos mismos escollos, sino sobre toda la zona cercana de la costa, que presenta demasiadas irregularidades peligrosas.

Hasta el año 1951, este faro fue tripulado. Mientras no se establecieron guardias rotativas, en los primeros años de la década del 30 -similares a las que se cumplen a bordo de los buques de nuestra marina militar-, los fareros se pasaban meses y aún años en las dos habitaciones, una sobre otra de La Panela. No era extraño que entre estos tripulantes se desarrollaran personalidades distintivas, como las que Zaguez pudo observar en el Pontón Faro del Banco Inglés.

Ambos faros son ahora automáticos. La vida en La Panela, y en el ex - buque faro del Banco Inglés era sumamente penosa. Isidoro Zaguez describió, en su novela "Banco Inglés" a los personajes que el mismo conoció viviendo un año en el buque faro.

Actualmente, la vida sigue siendo aislada en lugares como Isla de Flores e Isla de Lobos, incluso aún no es sencilla en Cabo Polonio. Lo más conveniente y eficiente es que estos faros estén atendidos por familias de tripulantes, conservando además una tradición transmisible de padres a hijos, de la mejor calidad, en un oficio duro como es el de ser torrero o farolero.

Torre actual de fibra de vidrio - Al fondo: Punta Espinillo

En el caso de la Panela, sobre el escollo de rocas en donde se encontraba la edificación ha sido instalada una torre de fibra de vidrio. La distancia entre la costa de Punta Espinillo y La Panela es de unos 10 kilómetros.

La navegación comercial pasa por un estrecho canal entre La Panela y Montevideo, por eso la turística es aconsejable que lo haga al sur, dejando no menos de 500 metros de distancia al faro dado los bajofondos que allí abundan. Una milla al oeste del faro, una boya además ofrece alerta del hundimiento del buque argentino Biguá en 1943.

Compilación: L.D.I.

1 comentario:

Pat pel dijo...

Muy interesante la nota del faro. Buscando información de barcos hundidos en las costas uruguayas terminé en esta nota. Les quiero hacer una corrección. El Buque Motor Argentino Biguá, no se hundió en 1943. Voy a buscar el recorte del diario. Se hundió en vísperas de las navidades de 1967/1968. No recuerdo bien. Figura mal en las cartas también. Lo dan como hundido entre el 40 y el 50.Salvo que haya dos buques argentinos hundidos en el mismo lugar con el mismo nombre... y encima una sola vez se avistó el palo y no lo pueden encontrar... créanme porque sé de que les hablo. Saludos. Muy lindo Uruguay. Cruzo el charco muy seguido.

https://luzdetope.blogspot.com.ar/