Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

sábado, 18 de julio de 2009

A 40 Años de Pisar la Luna ¿Mito o Realidad? ¿Pisó Neil Armstrong Suelo Uruguayo?

Neil Armstrong, el primer ser humano que pisó la luna, ¿pisó o no pisó Uruguay?

"Houston, aquí la Base Tranquillitatis. El “Eagle” alunizó". Eran las 20:17 GMT del 20 de julio de 1969. El astronauta Armstrong acababa de descender el módulo lunar en el Mar de la Tranquilidad.

Cientos de millones de personas a lo largo y ancho del planeta seguían el evento. Se hablaba del "cumplimiento de un sueño de la humanidad", del "inicio de una nueva era". Ninguna comparación resultaba exagerada.

Seis horas y media más tarde, cuando Armstrong bajó laboriosamente la escalera de metal para dirigirse a la superficie lunar, sus "palabras históricas" darían la vuelta al globo terrestre: "That´s one small step for a man, one giant leap for mankind" ("Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad").

También la coordinación, desde el punto de vista de la NASA, fue perfecta: eran las 02:56 GMT, en Estados Unidos justo "horario central" de la noche del 20 de julio, la mejor hora para los noticieros.

Mientras Armstrong y Aldrin clavaban la bandera estadounidense en la superficie lunar, emplazaban instrumentos de medición y saltaban ultralivianos a través de la atmósfera lunar, Collins continuó dando órbitas alrededor de la Luna. Era "el más solitario de los hombres", según comentó un observador.

Fue una corta visita a la Luna: poco más de dos horas duró la estadía de Armstrong, aún menos tiempo estuvo su colega, antes de que ambos tuvieran que volver a la cápsula. Recogieron 22 kilos de muestras de roca para estudios científicos.

Foto y texto de los archivos de la NASA: "Aunque los astronautas habían sido entrenados en la Tierra para tomar sucesiones de fotos que pudiesen luego ensamblarse en panorámicas, esta es la ÚNICA buena fotografía que Buzz Aldrin consiguió tomar de su compañero Armstrong"

Y si cuarenta años después de que Neil Armstrong caminara en la Luna todavía hay quienes dicen que su "salto gigante para la humanidad" tuvo lugar en un estudio de filmación en la cálida Arizona y no en la fría superficie lunar, también hay muchísimos uruguayos que insisten en la visita incógnita que Armstrong realizó trabajando para la revista norteamericana “Newsweek” a la cuestionada estancia “La Aurora”, a finales de la década del ´70, más presumiblemente en 1976 y con el fin de investigar allí el fenómeno OVNI.

Pero ahora llegó el punto final para el mito, para las especulaciones, para la desinformación diseminada por otro tipo de intereses: el ex-astronauta y primer hombre que pisó la Luna, Neil Armstrong, nunca estuvo en la estancia "La Aurora" del Departamento de Paysandú, casi en su límite con Salto.

Desde hace muchos años, los interesados en seguir promoviendo a la tal estancia como presunto lugar de encuentro y contacto con "seres extraterrestres" y sus naves, no tuvieron ningún reparo en usar el nombre de este prestigioso hombre para dar más relevancia a sus historias.

Oportunamente, C.I.O.V.I. (Centro Investigador de Objetos Voladores Inidentificados) a través de diversas visitas a la estancia más investigación colateralmente realizada, pudo determinar sin margen para la duda que el acontecimiento sucedido en dicha estancia al Sr. Ángel María Tonna en un principio, fue sencillamente una descarga eléctrica de una nueva instalación efectuada, la que hizo cortocircuito, trasladándose una enorme chispa eléctrica a través de los cables que terminó fundiendo un equipo electrógeno usado a tales efectos.

Con posterioridad comenzó el mito del "cambio de naves" (supuestamente extraterrestres) dentro de la estancia. También el de un ombú -que se partió solo por efecto de insectos que le afectaron desde su interior- pero del que se dijo que era un "radio-faro" utilizado por los seres del espacio exterior. Hasta se dijo que cualquier animal que se acercara al ombú moría por radioactividad.

El Centro de Investigación Nuclear (actual DINETEN) con el uso de un sofisticado detector, estableció la ausencia total de radioactividad por sobre los niveles normales en la referida estancia.

Pero luego, hubo también quienes se encargaron de trazar marcas en suelo para ambientar más aún todo el mito.

Desde 1976 a la fecha (Mayo de 2008) jamás nada se pudo sustanciar mediante evidencias válidas del punto de vista científico como para sostener ninguna de las afirmaciones hechas respecto a sucesos extraordinarios presuntamente ocurridos en la "La Aurora". Todo se ha reducido a nivel de lo que técnicamente se dicen "rumores".

El último elemento de todos esos rumores era la persistente afirmación de que Neil Armstrong había estado en "La Aurora" investigando los fenómenos excepcionales que allí ocurrían.

Se llegó a afirmar públicamente que el Sr. Armstrong había estado de incógnito, en calidad de periodista de la revista "Newsweek".

El Consejero Directivo del CIOVI, Milton W. Hourcade, en correspondencia electrónica con los Editores de dicha revista, recibió la contundente respuesta de que Neil Armstrong jamás fue corresponsal de dicha publicación. Menos aún, enviado a Uruguay.

Anulada esta versión, aún se siguió insistiendo en que efectivamente Armstrong había visitado "La Aurora". Fue entonces cuando se emprendió la iniciativa de tener una respuesta directa de Neil.

No fue fácil dar con su dirección. NASA o no la tenía, o no la suministraba.

Una vez obtenida, se recibió en primera instancia una respuesta firmada por su Asistente Administrativa, Vivian White, sin respuestas concretas.

Ante un segundo pedido de información, a mediados de Octubre de 2007, se recibió una respuesta el 3 de Noviembre, firmada por Holly McVey, Asistente de Investigación de Armstrong, en la que luego de revisar archivos de las actividades del ex-astronauta, envió -es un material de valor histórico- la agenda de la visita oficial cumplida por Armstrong junto al entonces astronauta Richard F. Gordon y a un número de técnicos y expertos de la NASA, del 23 al 25 de Octubre de 1966, a Montevideo. En los archivos de Armstrong no constaba ninguna otra visita -ni a título oficial ni privado- a Uruguay.

Se le envió un tercer correo al Sr. Armstrong con la específica pregunta de si en 1976 o posteriormente a ese año había visitado una estancia llamada "La Aurora" en Uruguay. No respondió.

Por entonces, el Sr. Ángel DeVitta, director de la revista "Dimensión Desconocida", se había puesto para entonces en contacto con Hourcade, buscando obtener una respuesta por sí o por no de parte de Armstrong.

En Marzo y Abril de 2008, Hourcade pasó una estadía en Uruguay durante la cual se entrevistó personalmente con la persona que dijo haber trasladado en su automóvil a Armstrong hasta la estancia "La Aurora".

Según el relato de esa persona, un uruguayo radicado en Estados Unidos, que habría estado al frente de una compañía que trabaja con satélites artificiales y era conocido de Armstrong, le habría sugerido el viaje a Uruguay y habría coordinado los detalles para el encuentro y posterior viaje hacia la estancia. Valga de paso decir que el nombre de ese uruguayo radicado en Estados Unidos, es precisamente el mismo que el de una persona que lanzando un sombrero al aire y fotografiándolo, quiso hacer pasar esas fotografías por las de un "OVNI".

CIOVI oportunamente investigó ese caso y lo archivó clasificándolo como fraude.

Hourcade ya había puesto al tanto a Armstrong que la versión de su estadía privada en Uruguay seguía circulando y que existía inquietud en sectores profesionales del país por determinar la verdad.

Pues bien, el 8 de Mayo de 2008, el Sr. Neil Armstrong, a través de su Asistente Administrativa, la Srta. White, le contestó a Ángel DeVitta, y la carta no pudo ser más contundente, decía lo siguiente:

"Le respondo a su carta de parte del Sr. Armstrong.

El Sr. Armstrong no recuerda a ninguno de los individuos mencionados ni recuerda haber visitado la estancia "La Aurora".

Un examen de este viaje no muestra ninguna visita a "La Aurora", ni hay fotografías de la visita que muestre escena alguna en una estancia.

Espero que esta información sea util."

En suma: ni recuerdo de los individuos mencionados (ni el uruguayo de la compañía de satélites norteamericana ni el uruguayo que le habría llevado en su automóvil a la estancia), y menos de haber visitado "La Aurora".

Luego, la Srta. White reitera lo ya dicho anteriormente: que en el viaje de 1966, no hay registro de que Armstrong hubiera visitado alguna estancia, ni fotos que lo avalen. Eso no estuvo en su agenda.

Si algo queda definitivamente claro entonces es que la versión de las personas involucradas en la presunta venida y traslado de Armstrong hasta Paysandú queda así descartada, y que luego de su visita oficial de octubre de 1966, si bien Neil Armstrong viajó a la luna, nunca más lo hizo a Uruguay.

Y para terminar, derribamos otro popular mito: esta fotografía de la "primer huella en la luna" jamás fue tal; fue una de tantas, la captó Neil Armstrong y fue estampada en la luna por su compañero Buzz Aldrin. Fuente: NASA

Neil Armstrong disfruta de dos enormes logros: haber pisado la luna y haber sobrevivido a un viaje lleno de precariedades a causa de la urgencia de la guerra fría. Pero para la historia de mi Uruguay, rige una realidad que no es mito: el primer ser humano que pisó la luna, pisó dos años antes suelo uruguayo.

Texto adaptado para su resumen y difusión a partir de un original de Milton W. Hourcade, del 22 de mayo de 2008, cuya versión orginal y completa está disponible en http://www.angelfire.com/va/CIOVI/DEFINITIVO.htm; otras fuentes consultadas: NASA, http://www.nasa.gov; diarios La Nación, El País y Montevideo Comm

Enlace sugerido con material técnico, científico e histórico: http://www.nasa.gov/ (Sitio en inglés)