Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

sábado, 1 de agosto de 2009

3 de Agosto de 1962: Tragedia Ferroviaria en Uruguay

Inusual fotografía publicada por el diario "El Día" el domingo siguiente a la tragedia entre las estaciones Peñarol y Manga.

El viernes 3 de agosto de 1962, un desquiciado desencadenaba en Montevideo la peor tragedia no solo ferroviaria sino terrestre de toda la historia de nuestro país; el siniestro se mantiene hasta la fecha como el que cobró más heridos y más vidas.

Caía la noche. El convoy había hecho su última parada en Peñarol. Luego reinició lentamente su marcha hacia Manga tomando un amplio doble arco, primero a la izquierda, y luego a la derecha que describe la vía hacia la derecha. Allí, comienza una extensa recta de 4 kilómetros hacia Manga.

Antes de cruzar Instrucciones se encontraba un empalme de servicio, un desvío secundario exclusivo para abordar la planta de fertilizantes Fosfato Thomas, una salida poco utilizada que giraba se abría hacia la derecha, diseñada para ser tomada únicamente a velocidad de maniobras.

Un candado, como el de la foto, fue partido. El desvío colocado a su posición opuesta.

Un sujeto provisto de una azada había partido el candado que aseguraba la aguja del desvío a su posición inactiva y lo había accionado. Si acaso el maquinista reparó en el detalle, la poca distancia restante hasta la bifurcación hizo lo peor inevitable.

La locomotora eléctrica 1523, una General Electric del año ‘54, giró bruscamente a la derecha en el empalme. Quizás su propio peso ayudó a que se mantuviese hasta el fin sobre los rieles, pero los vagones de pasajeros, más livianos y de ejes más distanciados, no corrieron con la misma suerte. La inercia se transformo en impulso centrífugo que arrojó a los vagones con violencia al terraplén lateral.

La noticia se fue divulgando por las radios y por el boca a boca, pero sin conocerse los pormenores que habían provocado la tragedia; consecuencia de esto se repitieron las pedreas a trenes. El diario “El Día” narraba en su edición cuatro incidentes de este tipo en las zonas lindantes a las playas de maniobras de Peñarol y cerca de Las Piedras.

Según reporta el actual Sistema Nacional de Emergencias (no existente entonces), el saldo final fue de 33 fallecidos y unos cien heridos de diversa índole.

El desquiciado causante de la tragedia fue declarado no imputable por incapacidad mental y permaneció internado hasta 1970 en el Hospital Vilardebó.

El otro accidente grave que reporta la historia de nuestros trenes remonta a 1927, entre las estaciones Berrondo y Florida, cuando por error la vía se dio por libre en ambos sentidos a la vez provocando una colisión frontal entre dos vaporeras que arrastraban sendos trenes de carga. Fallecieron los maquinistas.

fuentes: www.sne.gub.uy/htm/sne_historico01.htm; km329.blogspot.com; www.agenciadenoticiasuruguaya.com/TH%20marzo-abril-2006.htm y propias. Agradecemos muy especialmente al Sr. Amilcar Barca que nos acercó por correo electrónico su testimonio que nos permitió rectificar, revisar y corregir detalles publicados en primera instancia .

No hay comentarios: