Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

sábado, 22 de agosto de 2009

Fauna: Mauritanos se Radican en Montevideo

Un montevideano más: el Geko de Mauritania

A veces, cuando comenzamos a indagar sobre fauna, vemos que una especie puede asociarse a todo un continente. En otros casos, a una gran región. A veces a un país, o apenas a una zona de uno de ellos. ¿Pero qué cuando un hábitat se reduce a apenas un par de barrios dentro de una ciudad?

Montevideo tiene uno de esos llamativos casos. Una especie que de algún modo poco claro se introdujo y comenzó a expandirse en apenas un par de barrios vecinos. En 1978 fue reconocido por vez primera ese anfibio es estado silvestre que -casi como bicho que no quiere cruzar avenidas- se quedó por más de dos décadas en los barrios Bolívar y Atahualpa, sitios cercanos al Prado.

El Geko de Mauritania se hizo ciudadano transformándose en una especie peri-domiciliaria, que busca refugio en las grietas de los muros, en los galpones, en los techos y los faroles.

Es originalmente una especie mediterránea, proveniente del norte de África, sur de Europa y Canarias. Adaptada bien a ambientes antrópicos, se asolean en piedras, y aunque también se alimentan en el suelo durante el día, acuden a los focos de luz en busca de insectos y a socializar durante las primeras horas de la noche, desplazándose por paredes, columnas y techos gracias a la adhesividad de sus dedos. Son sedentarios, y en caso de necesidad, pueden desprender su cola para zafarse de sus depredadores.

Tienen la cabeza recubierta por escamas de tipo granular, sin ojo pineal. Sin poros femorales, tienen miembros bien desarrollados. De la cabeza a la cola llegan a medir 17cms. Sus ojos son grandes y poseen pupilas verticales fusiformes. Sus dedos en posición distal lucen ensanchados y laminados; su vientre posee escamas anchas.

La coloración dorsal es compuesta de castaño y parduzco a gris claro, con manchas irregulares más o menos claras u oscuras.

Por postura, las hembras ponen dos huevos blancuzcos de cáscara calcárea, bien bajo piedras o en fisuras de muros.

Es una especie inofensiva, y más bien virtuosa, pues ayuda en el control de otras plagas de insectos.

Para el año 2000 el Geko de Mauritania había sido también registrado en Malvín Norte, en la calle Mataojo, no pudiéndose precisar si su aparición era producto de una nueva introducción o de una ampliación en la zona de su distribución.

Su primer registro de orden científico data de 1758 bajo el nombre Tarentola Mauritánica Mauritánica (Linnaeus); con dicho nombre lo ratificó el Poder Ejecutivo Uruguayo según Decreto N° 514/001 del 7 de enero de 2002 incluyéndolo en su nómina oficial de especies de vertebrados tetrápodos de la fauna silvestre.

Compilación de diversas fuentes: L.D.I.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegra saber que esta especie ha aparedido en Montevideo. Es un animal muy útil ya que se alimenta de insectos considerados dañinos o "molestos" por los humanos. En países del sureste asiático se les considera de buena suerte y es común que -de no aparecer uno al terminar de construirse una casa- se traiga un ejemplar para que se "aquerencie" en su nuevo hogar.-

Melitta dijo...

Los geckos son reptiles, no anfibios....