Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

martes, 29 de septiembre de 2009

Estampas del Camino del Indio (5ta. y Última Parte)

Ofrendo este trabajo a mis nietos: Joaquín y Valentina Rocha Izquierdo.

<

Bañado y Camino del Indio - Pareja de federales - Panoramio - foto: Final Cut

BAÑADO LOS INDIOS.

El Biólogo de Casa Ambiental Giancarlo Geymonat brindó su opinión sobre los roles de la naturaleza en sistemas como el arroyo y bañado Los Indios.

“El bañado Los Indios representa hoy uno de los puntos de observación de fauna de mejor acceso para el amante de la naturaleza. El turista, al igual que nosotros, puede hacer un alto en el camino y munido de prismáticos, catalejos, o mejor aún, de un telescopio, podrá identificar unas ochenta y cinco especies de aves y admirar su comportamiento”.

“Desde el pequeño Junquero al gran Chajá, desde la esbelta garza mora al regordete Macacito y desde la nerviosa Golondrina a la estática Becasina, la diversidad de adaptaciones en formas, colores y movimientos parece infinita. Con suerte podremos ver fugazmente a varios mamíferos. Nutrias y carpinchos, comiendo tranquilamente tiernas hojas de camalotes; zorros recorriendo los pajonales en busca de algún pequeño ratón, murciélagos surcando las últimas luces de la tarde. Si permanecemos quietos durante un buen rato, cobrarán movimiento numerosas criaturas a nuestro alrededor: saltamontes, langostas y ranas, tímidas avecillas y hasta alguna culebra inofensiva se nos acercará sin temor. Otro mundo de sensaciones se abrirá ante nosotros si esperamos la puesta de sol. Y si por algunos minutos cerramos nuestros ojos y nos dedicamos sencillamente a escuchar, un halo místico y musical, formado por miles, millones de plantas y animales, crean un concierto de vida...”

“Pero si bien hoy estas exuberancias nos impactan, algunas narraciones de cronistas y naturalistas del siglo pasado nos indican que las condiciones y la dinámica de las aguas en el bañado de Los Indios ha sufrido severos cambios, principalmente a partir de la realización de las obras de canalización para la desecación de los bañados adyacentes.”

“Hoy, el antiguo arroyo de Los Indios perdió su cauce y se convirtió en un denso pajonal. Muchos factores han cambiado sensiblemente el espectáculo que hoy nos puede ofrecer el bañado de Los Indios, a pesar de que no hemos sido plenamente conscientes de dicho cambio.
Hoy depende de todos nosotros que el bañado de Los Indios perdure... que vuelva a brindarnos su concierto de vida.”

EL PUENTE.

Puente del bañado Los Indios, Ruta 14 - Panoramio - foto: Carlos Brandi

En la década de 1930 se construyó el puente sobre el ecosistema del arroyo y bañado Los Indios, el mismo implicó una ardua labor. Antiguamente se vadeaba por un afirmado de piedras que permitía el paso de las carretas, carros, caballos y la tropa muy próximo al puente, se le conoció como el Paso de las Carretas.

Durante la construcción del puente, dos obreros de la empresa ALBINO ZECCHI tuvieron un enfrentamiento, el sobrestante Corbo Hutton comunicó a la Sub. Comisaría de la Punta de la Sierra el hecho, en los siguientes términos: “... Comunico a ud. Que en la tarde de hoy (era el viernes 18 de junio de 1937) y a la hora 16 y10 dos obreros de la empresa ALBINO ZECCHI, que construye el puente “LOS INDIOS” se trabaron en pelea resultando herido de bala en el cuello el operario Gregorio Vizcaíno, lo que pongo en conocimiento de esa Policía a los efectos del caso: el heridor es el operario Mariano Deodoro Mieres, esperando la más rápida intervención saluda a Ud. muy atte. M. Corbo Hutton – Sobrestante”.

CONCLUSIÓN:

El Camino del Indio la construyó la empresa Neyeloff y Barrandegui donde los obreros emprendieron la obra prácticamente a pico y pala. Beltrán “Beto” Pérez –fundador del Museo Arqueológico de Castillos, que hoy lleva su nombre- relató su experiencia como obrero de esta ruta “... la empresa exigía más de lo que uno humanamente podía, era una vida dura y se trabajaba al extremo de socavar nuestra resistencia física... cobrar los salarios era una dificultad mayor, casi tan dura como la labor de abrir a pico y pala la ruta, la deuda llegaba hasta los sueldos de tres meses y apenas nos pagaban el de un mes... para exigir venían en un caballo árabe, para pagar en una mula manca”.

Las viviendas de los obreros del Camino del Indio eran precarias, consistían en unas tres hiladas de terrón, techo de paja y piso de tierra: unas aripucas. Cuando la construcción de la ruta se distanció del campamento a los obreros los trasladaban en camiones, sin toldos que los resguardaran del frío en invierno, del sol en el verano y de la tierra que al transitar del vehículo se levantaba dificultando la respiración.

El campamento permanecía hasta que a la empresa no le era redituable llevarlos y traerlos desde el lugar de la obra, armándose un nuevo asentamiento en la avanzada. La segunda guerra mundial afectó en la forma de hacer el trazado, pues la maquinaria existente en aquellas épocas no contaba con el combustible para ser movilizada a causa de la veda ocasionada por la contienda mundial.

El obrero a pico y pala y fundador del Museo “Beto” Pérez compuso un poema titulado “Camino del Indio” , del cual extraemos algunas estrofas:

Este Camino del Indio
Que culebrea hasta el Chuy,
Casi niño, a pico y pala,
En mis tiempos recorrí...

Armábamos la herrería
Debajo el canelón
Y, apenas amanecía,
Meta martillo y marrón!

Aquí dejamos el jugo
Y gotitas de sudor
Bajo el miserable yugo
De un gringuito explotador...

Qué tiempos aquellos tiempos
Difíciles de pelar!...
Arrastrados por los vientos
¿Dónde habrán ido a parar?

NÉSTOR ROCHA
puntoazul@adinet.com.uy

Mi Uruguay y Luis Daniel Ibarrola agradecen este invalorable aporte testimonial y absolutamente desinteresado a Néstor Rocha, periodista independiente, más de cuyas notas pueden encontrarse en www.chuynet.com.uy