Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

jueves, 22 de octubre de 2009

130 Años de la Desaparición de José Pedro Varela

José Pedro Varela (Montevideo, 19 de marzo de 1845 - ídem, 24 de octubre de 1879) fue un sociólogo, periodista y político de Uruguay, hijo de Benita Gumersinda Berro y Jacobo Dionisio Varela, y casado con Adela Acevedo.

José Pedro Varela

Inició su actividad periodística a los 20 años de edad (1865) en un periódico de moda y novedades literarias llamado “La Revista Literaria”, publicando, entre otros artículos, “Los gauchos”, en el que expresa su visión urbana y europeizada sobre los habitantes de la campaña de aquel entonces.

En 1867 realizó un viaje a París —casi obligatorio para su época y condición social— donde visitó al poeta Víctor Hugo. Poco después viajó a los Estados Unidos donde conoció al político y escritor argentino Domingo Faustino Sarmiento, quien despertó su interés por los temas de la enseñanza, comenzando desde entonces una serie de investigaciones, trabajos y propuestas que más tarde finalizarían en la implantación de la enseñanza obligatoria por parte del estado uruguayo.

En 1868, ya en Montevideo, se dedicó a la actividad política a través del diario La Paz, que dirigió hasta 1873. Al mismo tiempo creó la Sociedad de Amigos de la Educación Popular junto a Elbio Fernández, Carlos María Ramírez y otros jóvenes de su generación.

En 1874 publicó “La educacion del Pueblo”; y en 1876 publicó “La legislación escolar”, libro donde demostraba no sólo la necesidad de una reforma escolar sino también su plausibilidad.

Para ello aportó datos estadísticos sobre la población del país, que manejó como argumentos de su tesis, siendo el primero en usar esta herramienta en la historia intelectual del Uruguay.

Varela participó de la creación de un partido radical liberal democrático (el cual luchó por el voto universal, la igualdad en los derechos de la mujer, etc.) oponiéndose a los partidos tradicionales a los que acusaba de aprovechar la ignorancia del pueblo para disputarse el poder político.

En 1876, durante el gobierno del Coronel Lorenzo Latorre, y a pesar de ser rival político de éste, aceptó el cargo de Director de Instrucción Pública, presentando un proyecto de ley por el cual el Estado uruguayo establecería la enseñanza escolar laica, gratuita y obligatoria, organizando también sus institutos reguladores y las asignaturas a dictarse. Este proyecto fue aprobado y convertido en ley el 24 de agosto de 1877 (Decreto Ley de Educación Común).

De esta forma, y siguiendo la tendencia europea de aquel entonces, el estado pasaba a tener el control de la enseñanza escolar, y con ella el de la formación intelectual del pueblo uruguayo, inculcando desde entonces una cerrada visión nacionalista y autoindulgente sobre el país, su pasado y su futuro, al tiempo que actuaba como elemento homogeneizador de la diversidad social y étnico cultural del país, y de justificador de la viabilidad histórica del mismo.

A pesar de la propuesta vareliana, la laicidad en la educación uruguaya tardaría varias décadas en llegar, ya que el Decreto Ley de Educación Común instauraba los principios de obligatoriedad y gratuidad pero no el de laicidad.

Esto fue objeto en su momento de grandes discusiones, pero el poder de la Iglesia Católica llevó a quitar el principio.

José Pedro falleció en 1879, cuando solo tenía 34 años. Su hermano Jacobo Varela se encargó de continuar con su reforma educativa.

Fuente: Enciclopedia Libre Wikipedia.