Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

martes, 6 de octubre de 2009

Charles Darwin visita Minas

Charles Darwin - Autor de "El Origen de las Especies" - visitó Uruguay en 1832

El 27 de diciembre de 1831 el Beagle zarpó de Davenport rumbo a Sudamérica. A bordo, Charles Darwin.

Timothy Ferris, en su libro "La aventura del universo" dice sobre el viaje de Darwin en el Beagle: "Observó, absorbió todo y reunió tantas muestras de plantas y animales que sus compañeros del barco se preguntaban en voz alta si se había propuesto hundir al Beagle".

Su obra fundamental, "El origen de las especies", publicada en 1859, estableció que la explicación de la diversidad que se observa en la naturaleza se debe a las modificaciones acumuladas por la evolución a lo largo de las sucesivas generaciones.

Pero leamos ahora algo sobre las primeras etapas de su viaje. Más precisamente ubiquémonos en 1832, cuando Charles Darwin, célebre autor de “El Origen de las Especies” recorrió nuestro país durante medio año, dejó sus asombradas vivencias estampadas para la posteridad en su libro de viaje. Sin saberlo, dichas vivencias un día serían el deleite de los habitantes del futuro en pantallas de internet.

Tenía por entonces 24 años; sus relatos hoy podrían verse como una mezcla de ingenuidad y sorpresa.

"Cerca del Pan de Azúcar pasé un día en casa de un anciano español por demás hospitalario. Temprano en la mañana ascendimos a la Sierra de Ánimas. Realzado por el sol naciente, el panorama era algo casi digno de ser pintado. Hacia el oeste, la vista se extendía sobre una inmensa llanura que alcanzaba hasta el Cerro de Montevideo (el "Monte Verde" del cual la ciudad ha tomado su nombre), y hacia el este, por sobre toda la escabrosa región de Maldonado."

Hasta aquí el lector no habrá leído nada sorprendente. Pero continuemos:

"Al caer la noche solicitamos permiso para dormir en una estancia. Su propietario es uno de los mayores terratenientes del país, y teniendo en cuenta su condición social, su conversación resultó en cierto modo risible. Expresaron todos un tremendo asombro por el hecho de que la tierra fuera redonda, y se resistían a creer que un pozo, si fuera lo suficientemente profundo, llegaría al otro lado del globo. Me consultaban si era la tierra o el sol lo que se movía; si hacia el norte hacía más frío o más calor; donde se encontraba España; y muchas otras preguntas similares."

El 27 de julio de 1832 Darwin llegó desde el departamento de Maldonado a la aldea de Las Minas (hoy capital de Lavalleja), y anotó en su diario:

“El país es tan desolado que apenas cruzamos una única persona en todo un día de viaje”

“Las Minas es aún menos importante que Maldonado; se ubica en una pequeña planicie rodeada de colinas rocosas muy bajas, aunque un habitante de las pampas sin dudas vería en ellas una región alpina”

“Las casas de los alrededores se yerguen en el campo aisladas, sin corrales ni jardines de ninguna especie, como es la costumbre del país, lo que les da un aspecto poco confortable”

"El hecho de que me lavara la cara por la mañana dio muchísimo que hablar en el pueblo de Minas. Un prominente comerciante me hizo un cuidadoso interrogatorio por causa de costumbre tan singular, y también indagó por qué usaba barba. Me demostró muy grandes sospechas; tal vez sabía de las abluciones practicadas por los mahometanos, y por conocer que yo era herético, probablemente llegó a la conclusión de que todos los heréticos eran feroces turcos."

Sobre los gauchos escribió:

“Los gauchos son sumamente corteses y nunca beben una copa sin invitarnos a que los acompañemos; pero así como nos hacen graciosos saludos, podría decirse que también siempre se hayan dispuestos a acuchillarnos si se presenta la ocasión”

Y sobre las sorpresas que se llevó:

"Dos o tres de los objetos que llevaba encima, especialmente una brújula de bolsillo, despertaban un asombro sin límites. El hecho de que yo, un forastero recién llegado, pudiera hallar la ruta a lugares para mí desconocidos, despertaba la más viva admiración. Si grande era la sorpresa que en ellos despertaba mi brújula, no menor fue la mía al comprobar tal ignorancia entre gentes que eran dueñas de millares de cabezas de ganado y de enormes estancias."

Yo traía entre mis cosas algunos fósforos, y los encendía mordiéndolos; les parecía algo tan portentoso que una persona produjera fuego con los dientes, que era normal que toda la familia se reuniera para verlo. En una ocasión llegaron a ofrecerme un dólar por uno de los fósforos."

Charles Darwin permaneció tres días en el poblado de Las Minas antes de continuar recorriendo nuestro país.

En nuestra próxima entrega veremos otro viaje, pero esta vez de Minas a la costa, y más de un siglo después.

No hay comentarios: