Naturaleza, historia, leyendas y lugares de nuestra tierra.

........................

........................
Nuestro NORTE es tu SUR.
_

Gracias a tu contribución, podremos trabajar más para acercarte a Mi Uruguay

Búsqueda Temática

ATENCIÓN:


Mi Uruguay procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya.



Ante la era digital y el inmenso flujo que circula a través de internet, los artículos de sus trabajos se centran principalmente en la compilación desde fuentes eléctrónicas.



En el caso de los fragmentos de terceros que pudieren encontrarse, son de acceso previo a través de la WEB y se limitan a tramos menores de obras mayores, orientándose a la exposición y difusión de sus autores o canales de origen y a la promoción de sus totalidades mediante la cita de fuentes y/o mención de los sitios de donde el material fue recogido.



Nuestra guía es el respeto de sus derechos. Por tanto, si usted es propietario de cualquier segmento que haya sido incluído y desea sea retirado del sitio, rogamos nos lo haga inmediatamente saber a: info@miuruguay.com y correo@miuruguay.tk



Con gusto y total privacidad lo suprimiremos a la brevedad.




Se ha producido un error en este gadget.

el número de uruguay que necesitas:

lunes, 24 de febrero de 2014

Carlos Páez Vilaró (1/11/1923 - 24/2/2014)


Carlos Páez Vilaró con C1080, 14 de febrero de 2014 (Claudio Guido)


Carlos Páez Vilaró (Montevideo, 1 de noviembre de 1923 - Punta Ballena, 24 de febrero de 2014) fue un pintor, ceramista, escultor, muralista, escritor, compositor y constructor uruguayo.

Con 18 años viajó a Buenos Aires en 1941, para trabajar en una fábrica de fósforos y luego en el sector de las artes gráficas. A los 20 años regresó a Montevideo donde, impactado por las comparsas de los barrios Sur y Palermo, y por el conventillo Mediomundo, se vinculó a la comunidad afrouruguaya y comenzó a colaborar en la preparación del desfile de llamadas, interiorizándose en el folclore negro. A partir de este acercamiento realizó varias obras pictóricas mostrando distintos aspectos de la cultura y de la vida cotidiano del afrouruguayo: llamadas, bailes, religiosidad, casamientos, nacimientos, velorios, etc.

Gracias al contacto con escritores, músicos e investigadores como Ildefonso Pereda Valdés, Paulo de Carvalho Neto, Jorge Amado y Vinicius de Moraes publicó libros como La casa del negro, Bahía, Mediomundo y Candango. Profundizó sus investigaciones sobre la cultura afrodescendiente desde Salvador de Bahía y cada uno de los países americanos donde está presente (Colombia, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Haití, etc.) a los países del África subsahariana. Colaboró con Albert Schweitzer en el leprosario de Lambaréné.

Entre varias ocupaciones, fue columnista de la revista semanal Caras y Caretas.

Se casó en 1955 con Madelón Rodríguez Gómez y se divorció en 1961. Tuvo seis hijos: Carlos Miguel (tenía 18 años cuando en 1972 formó parte del milagro de los Andes y fue el menor de los sobrevivientes, cumpliendo 19 años en la cordillera, Mercedes, Agó, Sebastián, Florencio y Alejandro (los tres últimos, de su actual esposa, Annette Deussen).

Además de la pintura incursionó en el cine en 1967, como coguionista de la película Batouk, dirigida por Jean-Jacques Manigot, largometraje de 35 mm en color de 65 minutos de duración. Los coguionistas fueron Aimé Césaire y Leopold Sedar Senghor que aportaron poemas. La película participó del Festival de Cannes de 1967.

En la Revista Life, 1964
El 14 de febrero de este año, hace apenas 10 días, había estado presente en el desfile de llamadas 2014, donde su comparsa, C1080, resultó ganadora. Carlos se despidió así con un nuevo sueño cumplido.

Hasta su fallecimiento en el día de hoy, vivió y trabajó en Casapueblo, ubicada en Punta Ballena, a 13 km de Punta del Este, Uruguay.

"Páez Vilaró venía con una insuficiencia cardíaca severa, su corazón estaba muy mal, tenía las aurículas dilatadas y luchó hasta el final", afirmó a EFE su secretaria personal, María Dezuliari.

"Estaba en la cama, se había levantado y se había vuelto a acostar. Acababa de hablar por teléfono con su médico", relató.

"Se fue a pintar al cielo esta mañana" rezaba un cartel adherido a la entrada de Casapueblo horas después.

"Despidiéndose" - (Iván Franco - EFE) 
Fuentes: WIKIPEDIA, EFE y otras.